La nueva Ley del trabajo a distancia: ¿cómo influirá en el teletrabajo?



El confinamiento ha acelerado la transformación digital de muchas empresas. Esta situación ha hecho que muchos trabajadores hayan cambiado su lugar de trabajo habitual por sus hogares, lo que ha supuesto una gran explosión del teletrabajo. Además, todos los analistas coinciden que el teletrabajo ha venido para quedarse.

Por su parte, el Gobierno, concretamente el Ministerio de Trabajo y Economía Social se proponen regular el trabajo a distancia para un correcto entendimiento entre trabajadores y empresas. Garantizando así, que se cumplen los derechos de los trabajadores. Esto está causando bastante revuelo, algunos teletrabajadores temen que la nueva regulación haga peligrar sus puestos de trabajaos y algunas compañías temen que esta regulación lo convierta en insostenible. Pero ¿qué sabemos del anteproyecto de ley sobre el teletrabajo?

 

Fugas de información: protege los datos de tu empresa

 

Borrador del anteproyecto de Ley de sobre el teletrabajo

El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha redactado la Ley de teletrabajo o Ley de trabajo a distancia. El borrador del anteproyecto de esta ley ha admitido modificaciones hasta el 7 de julio. Pronto, tendremos novedades al respecto.

Entre los objetivos de esta ley esta ofrecer más garantías a los trabajadores. Por un lado, se trata de que los detalles del teletrabajo se tengan que pactar con el trabajador; y por otro, pretende establecer unos límites. Entre estos límites, destacan los referentes a la jornada laboral y las horas de descanso.

El anteproyecto de ley tiene en cuenta los diferentes tipos de trabajo, y que no en todas las situaciones es posibles hacerlo a distancia.

Horarios y flexibilidad

Uno de los puntos clave son las horas de trabajo, el horario debe adaptarse al trabajador y a la empresa y fijarse por escrito, pero es de vital importancia, que se respete la vida privada de los empleados y su tiempo libre.

En el periodo de confinamiento, muchas empresas han tenido que llevara a cabo una adaptación al teletrabajo de manera repentina. No hace falta señalar que este periodo ha estado marcado por la excepcionalidad de la situación. El trabajo a distancia ha tenido que ser implantado con carácter de urgencia, y debido al golpe que ha supuesto el coronavirus empresas y trabajadores han cedido por un bien común.

Con la vuelta a la normalidad, en el caso de este tipo de trabajo, los horarios se deberán negociar y dejar constancia de ellos por escrito. Estos pueden ser flexibles o la empresa puede establecer unas horas de disponibilidad, siempre que se respete la legalidad.  

Desconexión del trabajador

El derecho la desconexión, sigue siendo un de los mayores problemas a tratar. El teletrabajo, en muchos casos, proporciona flexibilidad, que bien usada, puede hacer que tanto trabajador como empresa se beneficien. Pero es necesario que se cumplan las jornadas laborales, y que el trabajador pueda desconectar completamente de su puesto de trabajo en su vida privada. Diferentes colectivos llevan tiempo trabajando en esto, pero aun no se ve reflejado en el borrador del anteproyecto de ley.

Diferencias entre teletrabajadores y empleados presenciales

En el anteproyecto de ley se pretende que no exista discriminación entre las personas que teletrabajan y las que acuden presencialmente al puesto de trabajo. En este sentido, se mantendrán los beneficios que están directamente relacionados con acudir al puesto de trabajo, como pueden ser los beneficios de desplazamientos o las dietas.

En el borrador se detalla que debe de haber una compensación sobre los gastos derivados del trabajo en casa. Esto implica que las personas tendrán derecho a la dotación de todos los medios, equipos y herramientas necesarias para el desarrollo de la actividad. También se debe de dejar claro, cada cuánto se renovarán los equipos que usa el empleado a distancia.

Protección de la privacidad del teletrabajador  

El trabajador tiene derecho a la intimidad y a la privacidad. Por parte de la empresa no se le podrá obligar a utilizar equipos personales ni a instalar programas en estos. También deberá proporcionársele herramientas y formación sobre protección de datos adaptadas a su puesto de trabajo. A su vez, en el borrador queda de manifiesto que los trabajadores podrán hacer uso por motivos personales de los equipos informáticos puestos a disposición por la empresa.

¿Cuándo deberán las empresas aplicar estos cambios?

El borrador del anteproyecto de ley se centra en los trabajos que son técnica y razonablemente posibles hacer a distancia. Cuando entre en vigor la ley (aún no hay fijada una fecha), las empresas tienen un mes para suscribir el acuerdo.

En Anexia Tecnologías estamos ayudando a varias empresas en su transformación digital, para que sus teletrabajadores puedan trabajar de forma sencilla, eficiente y segura. Contacta con nosotros, y te ayudaremos a dar el paso al teletrabajo sin correr ningún riesgo. 





❌ Error 404 ❌
Suscríbete a la newsletter de Anexia y recibe menualmente todas las novedades relacionadas con tecnología y consultoría.
Email *
Política de privacidad *
* Required Field